La incontinencia urinaria genera múltiples incomodidades en el trabajo para quienes la padecen.

Qué es la incontinencia urinaria (IU) 

Es una enfermedad que consiste en la pérdida de la voluntad para controlar la micción, que se manifiesta desde una filtración leve hasta una filtración abundante de orina. Es importante recordar que lo puede padecer cualquiera, así que no es algo por lo cual avergonzarse. Sin embargo, la persona que padece de incontinencia urinaria suele sentir vergüenza de su condición e intenta ocultarla, pero por ser algo que no puede controlar, se generan ansiedad, depresión y cansancio que terminan por afectar de manera negativa su salud y bienestar.

La incontinencia urinaria afecta nuestras actividades diarias y por consiguiente nuestro desempeño en el trabajo.

No es de extrañar que la incontinencia urinaria genere incomodidades en el trabajo, porque es el lugar donde pasamos más tiempo y al que dedicamos mayor esfuerzo. ¿Cómo afecta la IU en el trabajo? Las personas con incontinencia urinaria a menudo eligen concienzudamente el lugar de trabajo para permanecer cerca de casa, evitan jornadas largas e ininterrumpidas, llegando a diseñar sus horarios en base a las necesidades especiales que ocasiona la incontinencia urinaria. La incontinencia urinaria genera múltiples incomodidades en el trabajo para quienes la padecen.

Como la persona con incontinencia urinaria no puede llevar una rutina normal debido a su condición, se producen dificultades en el trabajo que disminuyen la productividad.

Frecuentemente estos pacientes deben interrumpir sus actividades debido a las incomodidades en el trabajo que se generan por la incontinencia urinaria, que terminan por afectar negativamente el rendimiento laboral. La situación empeora si se convive con clientes o colegas porque el paciente experimenta mucha inseguridad en presencia de otras personas. Incomodidades de la IU en el trabajo Tener que orinar en momentos inesperados es una de las mayores incomodidades en el trabajo para los pacientes con incontinencia urinaria, altera la rutina de estos haciendo que postergue compromisos que pueden ser importantes para su desarrollo laboral.

Por supuesto, el desenvolvimiento social y la estabilidad emocional también se ven afectados.

Por otro lado, la incontinencia urinaria puede ser síntoma de una patología más seria, lo cual deriva en una gran preocupación para el paciente, de modo que exacerba los sentimientos de miedo y ansiedad durante el trabajo. ¡Pero hay buenas noticias! La incontinencia urinaria tiene solución. No es fácil aceptar la incontinencia urinaria, la persona con esta enfermedad debe armarse de valor para enfrentarla, erradicar su causa y corregir las múltiples incomodidades que se generan en el trabajo o en cualquier otro ambiente.

Tratar la incontinencia urinaria se traduce en una mejor calidad de vida.

¿Cómo se trata la IU? El tratamiento para la incontinencia urinaria varía de acuerdo con cada paciente, va desde cambios en el estilo de vida, medicación oral, la aplicación local de fármacos, hasta la cirugía mínimamente invasiva para corregir el problema o ayudar de diferentes maneras a controlar la urgencia miccional conforme a la voluntad del paciente. Si padeces de incontinencia urinaria en el trabajo o piensas que una persona cercana puede estar enfrentando este problema no dudes en consultar con un profesional que sea capaz de ofrecer alternativas de tratamiento adaptadas a las necesidades de cada paciente.

NOTA: Este artículo está realizado con fines educativos y no pretende en ningún caso sustituir la opinión de un especialista. Consulte a su médico.

Consulta Gratuita

Chatear con un especialista en línea

Evalue su candidatura para estos tratamientos

© Copyright 2016 - 2018: Beplus (Be+) || Science Marketing SA || Aviso Legal - Terminos y Condiciones