Loading.....

Dato

Fuente

Los hombres con diabetes tienen de dos a tres veces más probabilidades de tener disfunción eréctil que aquellos que no tienen diabetes...

National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Disease

Disponible en: www.niddk.nih.gov

Los hombres con diabetes pueden sufrir de disfunción eréctil de 10 a 15 años antes que los hombres sin diabetes

National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Disease

Disponible en: www.niddk.nih.gov

Malavige LS. 2009.Erectile dysfunction in diabetes mellitus. J Sex Med.

Las investigaciones sugieren que la disfunción eréctil puede ser una señal temprana de la diabetes, sobre todo en hombres de 45 años o menos

National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Disease

Disponible en: www.niddk.nih.gov

Más de la mitad de los hombres mayores de 40 años en Venezuela, Colombia y Ecuador sufren algún grado de disfunción eréctil.

L L.E. Morillo,J. Prevalence of erectile dysfunction in Colombia. Ecuador and Venezuela: A population based study (DENSA). 2002. Pp. S10-S18. Disponible en: http://dx.doi.org/10.1038/sj.ijir.3900893Medline

En Estados Unidos, uno de cada cuatro hombres menores de 40 años presenta síntomas de disfunción eréctil.

Huffpost. 2013. Disponible en:

http://www.huffingtonpost.com/2013/06/11/erectile-dysfunction-young-men-age-40-younger_n_3405085.html

El 81% de pacientes con indicación de rehabilitación cardíaca de Chile, Brasil, Perú, Colombia, Argentina y Paraguay presentaron disfunción eréctil. Según el estudio, los factores asociados a la disfunción son  edad, obesidad, infarto del miocardio, diabetes y tabaquismo.

Santibáñez, Claudio. Prevalencia de disfunción eréctil y factores asociados en pacientes con indicación de rehabilitación cardíaca. 2016. Rev Chil Cardiol; 35: 216-221

Disponible en:

http://www.scielo.cl/pdf/rchcardiol/v35n3/art02.pdf

1 de cada 5 hombres de 20 o más años ha experimentado Disfunción Eréctil al menos una vez en su vida

Selvin E. Prevalence and Risk factors for erectile dysfunction in the U.S.A. 2007. Publimed.gov. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/17275456

La disfunción eréctil afecta

a 1 de cada 2 hombres con

diabetes

Phé V, Rouprêt M. Erectile dysfunction and diabetes: A review of the current evidence-based medicine and

a synthesis of the main available therapies. 2012 Publimed.gov. 38(1):1-13. Disponible en:  https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22056307

La disfunción eréctil ocurre antes que la enfermedad coronaria silenciosa en casi un 70% de los casos

Gandaglia, G., et al. 2014. European Urology. Disponible en: http://www.europeanurology.com/article/S0302-2838(13)00851-8/fulltext

La disfunción eréctil (D.E) se define como la incapacidad persistente o recurrente para conseguir o mantener la suficiente rigidez del pene que permita una relación sexual satisfactoria. (1)

Aunque la D.E es un trastorno benigno, afecta a la salud física y psicosocial y tiene una repercusión importante en la calidad de vida de quien la sufre, de su pareja y su familia. (2)

El primer paso a la hora de evaluar la DE consiste siempre en obtener unos antecedentes médicos y psicológicos detallados del paciente y su pareja. (3) A menudo, no es posible que la pareja acuda a la primera visita del paciente, pero ha de procurarse por todos los medios que lo haga a la segunda. (4)

Esta recomendación por parte de los médicos especialistas demuestra que la disfunción eréctil no es un problema exclusivo del hombre; es un problema que involucra y afecta a la mujer, y por tanto, puede considerarse un problema de pareja en la esfera sexual.

La disfunción eréctil (DE) es, en la mayoría de los casos, un padecimiento causado por otros problemas de salud que pueden ser de tipo orgánico (relacionado con alguna afectación física) o psicógeno (causas emocionales o situacionales). 

Se han estudiado las repercusiones psicológicas en la autoestima y en la calidad de vida del paciente; sin embargo, no se ha profundizado tanto en el impacto psicológico sobre la compañera, y en la importancia del papel de ésta en la resolución o agravamiento problema. (5)

Aunque la bibliografía disponible es escasa, por la razón mencionada anteriormente, hoy abordaremos el tema de la D.E desde la posición y la afectación de la mujer como pareja del paciente con disfunción eréctil.

Según Gutiérrez, Cabello y Moncada (2010), independientemente de la causa, toda DE va a tener una repercusión psicológica que colaborará en su mantenimiento. La DE suele ser considerada como un problema que atañe solo al varón, y es muy frecuente que consulte sin su pareja, considerando que es únicamente su responsabilidad. Sólo un 33% consulta al médico con su pareja. (6)

El habitual esquema de comunicación de los hombres es distinto al de las mujeres (7). Los primeros, cuando tienen algún problema suelen omitirlo hasta que no encuentran una solución. Además, el varón por lo general no sólo no habla del asunto para aclarar la situación, sino que huye, se centra más en el trabajo, amigos o actividades deportivas, intentando estar el menor tiempo posible a solas en compañía de su pareja. (8)

Otro factor muy común, que agrava el ambiente de incomunicación y el descontento de la pareja, se debe a la poca consideración del paciente con disfunción eréctil, que en el momento que obtiene una erección casual, rápidamente intenta penetrar sin tan siquiera estimular a la pareja por temor a perder la firmeza en el proceso. También es común despertar a la mujer de madrugada porque se ha notado el pene erecto y se quiere aprovechar la ocasión. Estas conductas no son interpretadas por la mujer como prisa por conseguir penetrar y poder satisfacerla, sino como una prueba de egoísmo. (9)

Ante la DE las mujeres se hacen las siguientes preguntas (10):

¿Es por mi culpa?

¿Soy poco atractiva y por eso no se excita?

¿Habrá otra persona?

¿Habré estado demasiado centrada en los hijos o en el trabajo?

Progresivamente estas dudas pueden generar en la mujer disminución de su autoestima, síntomas de ansiedad y elementos depresivos. (11)

Algunas mujeres, ante la disfunción eréctil de su pareja, presentan conductas demandantes, presionando constantemente a la pareja y obligándoles para que busquen alguna solución al problema. (12)

La demanda de relaciones sexuales por parte de la pareja de quien padece disfunción eréctil, hace que el individuo reaccione muy negativamente. (13)

La demanda de ejecución junto con las dudas sobre la respuesta eréctil, harán que el individuo aumente su ansiedad y bloquee la erección. El mecanismo, se vuelve con el tiempo cada vez más perverso, ya que los pacientes con disfunción eréctil tienden a la evitación de los momentos sexuales para no caer de nuevo en la frustración consecuente al fracaso con la idea de no incitar a la pareja para terminar dejándola insatisfecha. (14)

Por otro lado, es muy común que las mujeres expresen quejas imprecisas o realicen comentarios indirectos a sus parejas sin lograr ser explícitas a menos que se le pregunte sobre el tema. (15)

Otras mujeres se acomodan a la nueva situación, incluso con cierto “alivio” por no tener ya que “cumplir” con las “obligaciones” matrimoniales dado su desinterés por el sexo. Esta actitud puede implicar un obstáculo para resolver la disfunción eréctil. (16)

Por último, se encuentran las parejas del paciente con DE eréctil que elijen dialogar con el compañero afrontando el problema, y colaborando activamente en buscar la solución. En las parejas con buen vínculo las mujeres suelen ser las que buscan ayuda, incluso concretando citas con el especialista, lo cual es de gran ayuda para aquellos varones que se resisten en consultar. (17)

Como se mencionó al principio, la disfunción eréctil no es un problema exclusivo del hombre; es un problema que involucra y afecta a la mujer, y por tanto, puede considerarse un problema de pareja en la esfera sexual.

Además, la mujer, debido a su naturaleza, puede jugar un papel importante en la resolución del problema tomando la iniciativa o bien apoyando en el proceso de recuperación; de hecho esto último es recomendado por los especialistas.

La disfunción eréctil es un padecimiento muy común (más del 50% de los hombres mayores de 40 años en el mundo la padece), no hay por qué avergonzarse; además, la DE cuenta con diversas alternativas de tratamiento  como la medicación vía oral, los dispositivos de erección por vacío, las autoinyecciones, los supositorios intrauretrales y los implantes peneanos, tratamientos que pueden ser revisados con el médico.

Nuestra recomendación final, es acudir al médico de atención primaria para platear el problema, así como buscar la ayuda con un psico-terapeuta sexual especializado en el tema.

NOTA: Este artículo está realizado con fines educativos y no pretende en ningún caso sustituir la opinión de un especialista. Consulte a su médico.

FUENTES:

(1, 4) Guía clínica sobre la disfunción sexual masculina: disfunción eréctil y eyaculación precoz E. Wespes, E. Amar, I. Eardley, F. Giuliano, D. Hatzichristou, K. Hatzimouratidis, F. Montorsi, Y. Vardi © European Association of Urology 2010. https://uroweb.org/wp-content/uploads/12-GUIA-CLINICA-DISFUN-SEXUAL-MASCULINA.pdf

(2) Feldman HA, Goldstein I, Hatzichristou DG, Krane RJ, McKinlay JB. Impotence and its medical and psychosocial correlates: results of the Massachusetts Male Aging Study. J Urol 1994 Jan;151(1):54- 61. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/8254833

(3) Hatzichristou D, Hatzimouratidis K, Bekas M, Apostolidis A, Tzortzis V, Yannakoyorgos K. Diagnostic steps in the evaluation of patients with erectile dysfunction. J Urol 2002 Aug;168(2):615-20. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/12131320

(5, 6, 11, 15, 16, 17) Impacto de la Disfunción Eréctil en la Pareja. Plenus, Centro Médico Sexológico. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/12131320

(7) Van Pelt NL. How to talk so your mate will listen and listen so your mate will talk. New York: Fleming H. Revell Company; 1989.

(8, 9, 12, 14) Aspectos psicosociales del manejo de la disfunción eréctil. Hábitos tóxicos y estilo de vida. La pareja en la disfunción eréctil. Psicoterapia y terapia sexual. http://scielo.isciii.es/pdf/urol/v63n8/16.pdf

(10) Basson R. Succesful management of erectile dysfunction: adressing its repercusions on the female partner. The first European congress on the management of male sexual dysfunction and other critical issues in men’s health. Mónaco; 2002 Abr.

(13) Barlow DH. Causes of sexual dysfunction: The role of anxiety and cognitive interference. Journal of Consulting and Clinical Psychology 1986; 54: 140-8.

La disfunción eréctil es para algunos hombres más que un simple problema de salud sexual, pues constituye un tabú el cual prefieren no abordar. Este padecimiento puede afectar no sólo la vida en pareja, sino la autoestima del individuo mismo, por lo que es de suma importancia atenderlo desde las primeras manifestaciones.

Popularmente se llega a considerar a la disfunción eréctil como parte inevitable del proceso de envejecimiento, lo cual no es necesariamente cierto. Se trata de un padecimiento que cada día se presenta en hombres más jóvenes y puede obedecer a factores externos, como el estrés, hábitos de vida como alcoholismo, tabaquismo y causas psicológicas, y a factores relacionados con la cirugía pélvica o traumatismo, efectos secundarios de medicamentos o en la mayoría de casos a enfermedades cardiacas, vasculares, endocrinas y diabetes, donde nos enfocaremos a detalle a continuación.

¿Qué es la disfunción eréctil? ¿A cuántos hombres afecta?

La disfunción eréctil es la imposibilidad de conseguir o mantener una erección, lo que dificulta tener relaciones sexuales satisfactorias.

De acuerdo con el estudio DENSA sobre la disfunción eréctil en Latinoamérica, y específicamente en Colombia, Ecuador y Venezuela, se estima que más de la mitad de los hombres mayores de 40 años de edad sufren algún grado de alteración con su erección1.

De acuerdo con estudios epidemiológicos recientes de la Organización Mundial de la Salud - OMS, la disfunción eréctil afecta al 2% en hombres menores de 40 años hasta 86% en hombres mayores de 80 años 2, y corresponde a la incapacidad permanente para lograr o mantener una erección durante el tiempo que puede durar una relación sexual satisfactoria2.

La cantidad de hombres afectados aumenta cada año. Un estudio de envejecimiento realizado en Massachussets, Estados Unidos, estima que anualmente se presentan hasta 600.000 casos nuevos de disfunción eréctil adicional a los casos estimados anuales de 10 a 20 millones de hombres con esta situación. Década tras década aumentan los números de casos, un incremento del 8% se estima el aumento durante los 40`s, 19% en los 50`s y 39% en hombres mayores de 603. Esto se debe, en parte, a la concientización sobre este padecimiento, por lo que más y más personas deciden acudir al médico en lugar de aceptar este problema como algo inevitable. Sin embargo, el crecimiento en el número de pacientes, especialmente jóvenes, corre paralelo al incremento en casos diagnosticados con diabetes a nivel mundial.

La diabetes, una causa de la disfunción eréctil

Para entender la incidencia de la diabetes en la disfunción eréctil, es necesario entender esta enfermedad. De acuerdo con el Observatorio de diabetes de Colombia, la diabetes una enfermedad crónica que aparece cuando el páncreas no produce insulina suficiente o cuando el organismo no utiliza eficazmente la insulina que produce.4

Un hombre con diabetes tiene tres veces más posibilidades de experimental disfunción eréctil, además de que puede padecerla entre 10 y 15 años antes que alguien sin ella.5

Recordemos que los niveles altos de glucosa en la sangre dañan los nervios del cuerpo, una vez afectados se pierde la sensibilidad en ciertas partes de éste, a lo anterior se le conoce como Neuropatía diabética. Una vez que la Neuropatía ha afectado los nervios de los genitales, éstos dejan de enviar señales de químicas al cerebro, lo que se traduce en que el pene no responda a la excitación y no logre la erección.

 diabetes.jpg

La prevención puede lograrse controlando adecuadamente los niveles de glucosa y procurando llevar una dieta balanceada, que incluya frutas y vegetales, combinado con hábitos saludables como realizar todas las comidas a la hora indicada, desayunar siempre, tomar agua y hacer ejercicio físico con regularidad. Sin embargo, cuando ya se presenta el problema ¿cómo solucionarlo?

Posibles soluciones para diabéticos

El tratamiento más utilizado para combatir la disfunción eréctil es el farmacológico, que se ha popularizado a nivel global, generando un impacto positivo en la vida de millones de hombres.

Sin embargo, existen otros tratamientos, como los dispositivos al vacío o la cirugía.

Los primeros, también conocidos como DEV, por sus siglas de Dispositivos de erección por vacío, consisten en un cilindro hermético que crea un vacío para que la sangre fluya hacia el pene y se produzca la erección. Una vez que la erección se logra, se coloca una banda constrictora en la base del pene para retener la sangre y mantener la erección. La banda se retira cuando finaliza el coito.

La cirugía, consiste en la implantación de una prótesis dentro de los cuerpos cavernosos del pene. El implante queda totalmente oculto en el interior del organismo, y el paciente debe manipular el implante tanto para lograr la erección como para que el pene vuelva al estado relajado (flácido).

Antes de tomar una decisión sobre qué tratamiento seguir, consulte con su médico general, urólogo, cardiólogo o internista, quien lo orientará el método más apropiado de acuerdo a su historial médico.


Referencias

  1. L.E. Morillo,J. Diaz,E. Estevez Prevalence of erectile dysfunction in Colombia. Ecuador and Venezuela: A population based study (DENSA) Int J Impot Res., 14 (2002), pp. S10-S18 http://dx.doi.org/10.1038/sj.ijir.3900893Medline
  2. http://www.springer.com/cda/content/document/cda_downloaddocument/9781588297471-c2.pdf?SGWID=0-0-45-383697-p173728265
  3. Epidemiology of Erectile Dysfunction. Shift J, Mulhall J. file:///C:/Users/monid/Downloads/9781588294517-c2.pdf
  4. Observatorio de Diabetes de Colombia https://odc.org.co/
  5. www.niddk.nih.gov National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Disease.

Consulta Gratuita

Chatear con un especialista en línea

Evalue su candidatura para estos tratamientos

© Copyright 2016 - 2018: Beplus (Be+) || Science Marketing SA || Aviso Legal - Terminos y Condiciones