Loading.....

Camilo León Wesso
Author: Camilo León Wesso
Comunicador social. Universidad Central de Bogota

La enfermedades son una de las principales causas de defunción en el mundo, problemas asociados a fallas cardiovasculares, el cáncer, el VIH son sinónimo de muerte en gran parte del planeta. Para colmo una investigación alerta por un nuevo problema de salud, de cara al futuro, que cobraría la vida de 10 millones de personas al año en el 2050.

El motivo de la alerta tiene que ver con unos huéspedes microscópicos, como los son las bacterias. Así lo divulgó un informe de un economista británico llamado Jim O’Neill y a partir de este terrible panorama, iniciativas de diversos países trabajan en proyectos para prevenir este inminente panorama que le deviene a la población.

Una de estas iniciativas, protagonizada por la alianza entre la Marina de Estados Unidos y el Perú, trabaja para elaborar tratamientos que le ganen la batalla a estos organismos microscópicos que afectan el buen funcionamiento de nuestros órganos, exponiéndose a la muerte inminente. Para el 2050 estas bacterias desarrollarán defensas que las hará difícil de tratar, por ello la urgencia de crear nuevos fármacos que neutralizan esta amenaza futura y doten de fuerza la prevención mediante nuevas vacunas.

En 1983 empezó esta historia entre la Marina y el gobierno peruano, precisamente con una unidad enfocada en la investigación de enfermedades infecciosas, llamada Namru-6. La iniciativa está desarrollando ahora mismo las bases para concebir una vacuna para enfrentar la cepa de la malaria “P vivax”, la más temerosa en Sudamérica.

Pues bien, el vicealmirante Forrest Faison, cirujano general de la Marina de EE.UU, resalta la importancia de la investigación, señalando que “Perú tendrá un enorme impacto global una vez que la vacuna esté terminada”. De los cinco tipos de parasito en malaria existentes, tres han mostrado ser inmunes, resistiéndose a los esquemas de tratamiento que se tienen disponibles.

Estas variaciones de parásitos se llaman: ‘P. falciparum’, ‘P. vivax’ y ‘P. malariae’, dejando a muchas personas sin respuestas efectivas para controlar esta enfermedad.

Hasta ahora las investigaciones se han centrado en el análisis del mosquito en condiciones controladas. Denominado “Anopheles darlingi’, este espécimen  es el responsable de transmitir la malaria a los humanos. Pero investigadores de la Namru-6 ya han encontrado un camino para desarrollar una solución a este problema de salud.

Los análisis han permitido detectar 12 antígenos, esto significa que han identificado moléculas que ayudan a generar una reacción para que las células activan su capacidad inmunitaria en un organismo, esto es paso importante en el curso de desarrollo de una vacuna. La idea es terminar su composición para así iniciar la fase de comercialización.

Asimismo esta investigación trabaja en paralelo con unos roedores que tienen hígados similares al humano, con el propósito de seguirle el rastro muy de cerca a las fases de esta enfermedad y su desarrollo. Al igual están trabajando desde otro frente con el fin de que un virus, hallado en lugares recónditos de la selva peruana, pueda neutralizar las bacterias sin necesidad de fármacos.

Queda esperar por el desenlace de esta investigación para la salud, pues estas iniciativas permiten hallar alternativas para salvar miles de vidas. Es una causa justa para evitar los 700 mil decesos anuales que se registran por cuenta de la resistencia de las bacterias a los fármacos actuales.

 

 

Suscribir

registro

foro

© Copyright 2016 - 2018: Beplus (Be+) || Science Marketing SA || Aviso Legal - Terminos y Condiciones