Loading.....

Camilo León Wesso
Author: Camilo León Wesso
Comunicador social. Universidad Central de Bogota

Llega un momento en que se cruza la línea y de repente ya no hay tiempo para maniobras. Miles de personas afectadas por la diabetes en sus estados más críticos, pueden dar una lección de ello, pues llegan inclusive a desenlaces fatales debido a unos hábitos de alimentación que van en contra del complejo mecanismo de nuestro cuerpo.

El gobierno panameño, para menguar los altos índices de afectados por enfermedades causadas por la ingesta de bebidas azucaradas, ha tomado nota y pretende hacer un plan fiscal para evitar más problemas de salud relacionados con la diabetes, cáncer, hipertensión y obesidad.

La propuesta que impulsa la presidenta de la Asamblea Nacional, Yanibel Ábrigo, quiere poner un gravamen del 8% en Panamá a las bebidas azucaradas. Aunque los expertos advierten que la medida no garantiza una solución de fondo para el creciente problema de salud, al menos sí ofrece una alternativa para que la población sea consciente de la causa del problema de salud. Así lo manifestó a un medio, la presidenta de la Asociación Panameña de Nutricionistas y Dietistas, Myrna Mencomo.

La especialista en el tema de nutrición aplaude esta iniciativa al considerarla pertinente. Asimismo señala que la salud preventiva ha quedado relegada y la entidad encargada de fomentar este tipo de políticas ha fallado en su gestión, puntualizó la presidenta de la Asociación Panameña de Nutricionistas y Dietistas a una agencia de noticias.

En este momento la iniciativa ya hace parte de la agenda legislativa para que posteriormente sea sometida a un proceso de aprobación. El proyecto modificará el impuesto a productos como gaseosas, bebidas energéticas, jugos de frutas procesados y envasados no naturales. Se supone que el recaudo de este nuevo impuesto será distribuido en diferentes entidades de salud públicas para fortalecer centros clínicos y planes de salud preventiva que beneficia a la población.

Mencomo hizo una reflexión sobre la poca cultura saludable que tienen ciertas familias peruanas, pues advierte que los padres prefieren dar a sus hijos bebidas envasadas en vez jugos naturales. La experta en nutrición señala que por más que se incrementen gravámenes, no cambiarán los malos hábitos alimenticios de los padres.

Al igual advierte otro aspecto que contribuye al problema, pues para Mencomo “las instituciones sanitarias deben examinar el ambiente que rodea a los panameños, el estilo de vida agitado, la gran diversidad de bebidas que hay en el mercado y la poca actividad física que se realiza, para comprender los males que están causando estragos”, concluyó la presidenta de la asociación.

Un censo de Salud Preventiva de 2015 develó que las malas dietas mas el estilo de vida sedentario, han dado lugar para que las enfermedades crónicas no transmisibles se conviertan en la causa de muerte del 65% de los panameños.

Los últimos datos señalan que el 43% de los ciudadanos sufre de obesidad o sobre peso. Bien le viene al país vecino este tipo de iniciativas para combatir la diabetes, sin embargo y como lo advierte la experta en nutrición, hace falta que la entidades públicas combatan este problema de las bebidas azucaradas desde el plano de la salud preventiva.

 

Suscribir

registro

foro

© Copyright 2016 - 2018: Beplus (Be+) || Science Marketing SA || Aviso Legal - Terminos y Condiciones