Loading.....

Conozca cómo ciudadanos caleños emprenden una iniciativa para hacer a un lado a las EPS.

Para nadie es un secreto que el sistema de salud en Colombia está en deuda con la mayoría de la población que, por años se ha visto enfrentada a tutelas y litigios para acceder a un tratamiento médico. A raíz de esto un grupo de ciudadanos en Cali, Valle del Cauca, llevan a las calles una iniciativa para eliminar estas entidades.

Se trata de una consulta popular que pretende defender el derecho a la salud y liquidar a las EPS, que por más de 20 años vienen administrando los recursos financieros del país a través de la famosa ley 100 de 1993.

Pese a que el sistema de salud en Colombia ha vivido pequeñas reformas, las cicatrices que han marcado escándalos de corrupción como el de la EPS Cafesalud, han colmado la paciencia de usuarios y médicos que ven cómo la salud en Colombia pasó de ser un derecho a ser un negocio rentable a costa del bienestar de los más necesitados.

¿De qué trata esta iniciativa ciudadana?

Insatisfechos por la calidad del servicio, un grupo de ciudadanos en Cali inscribió ante la registraduría la propuesta que debe recoger al final dos millones de firmas. El Comité tendrá seis meses para recoger las firmas y de prosperar, la registraduría convocará a las urnas para que los colombianos decidan sobre este tema.

Quienes quieran firmar la propuesta se encontrarán con cuatro cuestiones. La primera de ellas pregunta a los colombianos si están de acuerdo o no con que las EPS continúen con el manejo del dinero que ingresa al sistema de salud y que en vez de ello sea transferido directamente a clínicas, hospitales y centros de salud. Es decir, eliminar el rol intermediario que hasta ahora cumplen las EPS.

Uno de los promotores de la consulta popular, Mauricio Sánchez, dijo a medios de comunicación del país que la consulta no pretende desaparecer la EPS lo que sí intenta es transformar el servicio de salud a uno digno, en el que no prevalezca los intereses de privados.

Han llovido críticas desde muchos sectores, desde luego los pacientes son los primeros en verse afectados, pero hasta los gremios de médicos mencionan que las EPS tienen la única intención de sacar ganancias de la salud.      

Por lo contrario, el gremio de EPS ha querido defender este modelo de salud, pues el presidente de la Asociación Colombiana de Empresas de Medicina Integral, Jaime Arias, ha salido a decir que las encuestas del Ministerio de Salud y del DANE dicen que el 85% de los usuarios, están satisfechos con su EPS.

Esta Consulta Popular de salud, demuestra que el poder ciudadano tiene la capacidad de mejorar y garantizar el derecho a la salud de forma digna. Esta es una forma de reivindicar la salud no como negocio sino también como derecho.

Hasta el 27 de octubre se sabrá el destino que correrá la iniciativa, pues es la fecha límite que asignó la Registraduría al Comité que lidera esta consulta popular para entregar los 2 millones de firmas que se requieren.

Keywords: EPS en Colombia, Salud, EPS, sistema de salud, sistema de salud en Colombia, consulta popular, derecho a la salud, ley 100, médicos, servicio de salud, la salud, modelo de salud, Ministerio de Salud, poder ciudadano.

Cuáles son los avances y retos para la problemática de embarazo en adolescentes. Sépalo en esta nota.

En el campo de los derechos sexuales y reproductivos Be + le muestra cómo este tema se ha llevado a las grandes pantallas del cine. Para la muestra de un botón, desde Ecuador Xiana Yago médica y cineasta española, presentó la película “Las mujeres deciden”, un filme que revela cómo es la problemática del embarazo adolescente en Ecuador.

Náuseas y mareos, palabras que pueden sentenciar el futuro de una joven estudiante que se enfrenta al embarazo no deseado. Un problema que se debe atender en Ecuador, ya que según la Consulta Externa del Hospital Alfredo G. Paulson, el 30% de las pacientes es adolescente.

Una problemática delicada en el Ecuador, pues los embarazos en adolescentes son considerados de alto riego. En juego está la salud de las pacientes pues llegan a los hospitales con otros síntomas graves como bajo peso u obesidad, infecciones entre otras señales que comprometen la vida del paciente y del bebé que está en camino.

Otro de los factores que preocupan en el Ecuador sobre los derechos sexuales y reproductivos, y que atizan la problemática es el aborto clandestino. Precisamente la cineasta y médica Yago, sorprendida por la cantidad de mujeres que llegaban al hospital tras practicarse un aborto clandestino, se vio impulsada para realizar una cinta que tiene como eje central precisamente este tema. La cinta se estrenó el pasado junio.

Simultáneamente los datos revelan que, a pesar de que en América Latina se ahondan esfuerzos para luchar contra el embarazo adolescente, nuestra región ocupa el segundo lugar justo debajo de África Subsahariana, otra región afectada por este fenómeno. Según el Centro de Estadísticas para América y el Caribe (Cepal), Ecuador ocupa el tercer lugar en las cifras de embarazos adolescentes, solo es superado por Nicaragua y República Dominicana.

No hay que escatimar esfuerzos ante este fenómeno que golpea a mujeres y familias sin mirar estrato, desde el Estado hay que reaccionar y emprender políticas en salud efectivas para prevenir esta problemática. Precisamente el Informe del Estado de Población Mundial hace un llamado para que se centren los esfuerzos en prevenir el embarazo en adolescentes, pero enfocado en niñas de 14 años o menos ya que tienen mayor riesgo y complicaciones tanto en el embarazo como en el parto.

¿Una tortura para las jóvenes?

Otro de los problemas que resulta del embarazo en adolescentes es el de la maternidad forzosa, pues para la niña lidiar con esta nueva experiencia significa desde luego no estar preparada para los retos que enfrenta una madre. Es una problemática que se suma, pues la niña queda embarazada en contra de su voluntad y además se le obliga a continuar con el embarazo.

Este tipo de situaciones se ve agravada para la niña ya que las legislaciones, junto con la presión social impiden tratar este tema con la integridad que se merece. Frente a esto voces como la de Leila Díaz, del Comité de América Latina y el Caribe para la Defensa de los Derechos de las Mujeres (Cladem) no duda en decir que el embarazo forzoso es “una tortura, un trato cruel, inhumano y degradante", ya que representa una violación de los derechos humanos.

Quedan esperanzas para las adolescentes embarazadas pues en muchos países se viene ajustando la legislación para poder interrumpir la gestación en casos graves como violación. Aunque en países como Nicaragua o El Salvador está prohibido hacer estos procedimientos, otros como Colombia o Ecuador dan un paso adelante para combatir este fenómeno.

 

 

 

Acudir a una Sala de Urgencias es la forma más usual o común en la que los usuarios del sistema de salud intentan acceder a una “cita médica”, ya que los hospitales se encuentran obligados por ley a atender allí a quien se presente. Esta medida la adoptan miles de aquellos desesperados después de largos intentos de conseguir una cita con un médico de su EPS

Otra de las actuales y poco efectivas soluciones que se han implementado en el sistema de salud, es la plataforma de los call centers para pedir estas citas médicas y evitar las largas filas afuera de las EPS y hospitales, pero estas medidas resulta en algunos casos más compleja y frustrante. “Llamar a pedir una cita es un infierno”, cuenta un paciente, “Hace más de un mes mi EPS me remitió a un especialista. Llamé al call center para pedir la cita, pero no sirve de nada. Mi familia fue directamente al centro médico que me asignaron a pedir la cita, y les dijeron que sólo podía hacerse a través del call center”. Este es el carrusel  de la medicina para los colombianos. A veces los pacientes quedan atrapados en un laberinto o el menú de opciones. “Marque 1 si... Marque 2 si... Marque 0 para repetir este menú...”. Otras veces el sistema se cae y simplemente no funciona.

Urgencias es una de las formas más comúnes en la que los usuarios del sistema de salud intentan acceder a una “cita médica”, ya que los hospitales se encuentran obligados por ley atender allí a quien se presente. Esta medida la toman aquellos desesperados después de largos intentos de conseguir una cita con un médico de su EPS.

Labberinto-15121.png

Otra de las actuales y poco efectivas soluciones que se han implementado en el sistema de salud actual, es la plataforma de los call centers para pedir estas citas médicas y evitar las largas filas afuera de las EPS y hospitales pero estas medidas es en algunos casos más compleja y frustrante. “Llamar a pedir una cita es un infierno”, cuenta un paciente, “Hace más de un mes mi EPS me remitió a un especialista. Llamé al call center para pedir la cita, pero no sirve de nada. Mi familia fue directamente al centro médico que me asignaron a pedir la cita, y les dijeron que sólo podía hacerse a través del call center”.

 

Suscribir

registro

foro

© Copyright 2016 - 2018: Beplus (Be+) || Science Marketing SA || Aviso Legal - Terminos y Condiciones