Camilo León Wesso
Author: Camilo León Wesso
Comunicador social. Universidad Central de Bogota

Al parecer hoy nos seduce lo natural, desde el alimento hasta un cosmético se ha convertido en el objetivo de muchos consumidores, pues hay una conciencia que va en dirección hacia la premisa de  mantenernos saludables y con ello evitar los productos artificiales, carentes de los atributos naturales.

Las etiquetas de los productos, advirtiendo procesos sin conservantes, finamente sin químicos, están ganando cada día más espacio entre las y los consumidores. Es el caso de los productos cosméticos, que de un tiempo para acá han ganando terreno debido en parte, a la desconfianza que ha generado el uso de cosméticos sintéticos.

Es hora de hacer un cambio, de hacer una revolución en la forma como debemos cuidarnos y mantenernos saludables para que el costo de la belleza no acabe en problemas de salud prevenibles. Al igual que los restaurantes orgánicos, la cosmética natural viene creciendo entre los mercados por cuenta del tránsito de ciertas marcas hacia una nueva forma de proveer un producto libre de productos que a largo plazo afectan la salud de las personas.

¿Cosmética natural y cosmética orgánica: lo mismo?

Aunque ahora mismo no hay consenso definido sobre la cosmética natural, se sabe que estos productos son elaborados gracias a los atributos únicos de productos naturales cuyo origen vegetal, mineral o animal hacen que se desmarquen del mercado tradicional y así atrape las nuevas demandas que buscan alternativas saludables. Asimismo hay que advertir las diferencias que hay entre la cosmética natural y la cosmética orgánica.

Debemos partir del hecho que la cosmética natural no es lo mismo que la cosmética orgánica, pues guardan ciertas diferencias. Precisamente María José Gea, experta que  hace parte de una iniciativa de cosmética ecológica basada en las propiedades del vino, indica que la cosmética orgánica se basa en ingredientes que provienen de la agricultura ecológica.

Esto quiere decir nada menos, que la cosmética orgánica da la confianza a los consumidores de saber con precisión el tipo de materia prima que se usa, esto quiere decir que sus productos se elaboran bajo técnicas sostenibles de producción. A fin de cuentas representa una alternativa que le pone un alto a los productos químicos, con ello gana nuestra salud.

Bien vale recordar en este punto que los expertos recomiendan usar el producto que mejor se adapte a la piel de cada persona.

 

Le puede interesar: Hagale caso a su reloj interno

¿Cosmética natural es una tendencia pasajera?

Qué tan seguros se sienten los consumidores al usar cosméticos sintéticos, de seguro es una pregunta que pasa desapercibida en muchas ocasiones, pues finalmente las marcas deben cumplir con lo prometido en los anuncios de sus productos.

La necesidad de hallar productos saludables está marcada por cuenta de las alergias o las reacciones que se presentan en la piel, ya que cada persona tiene una reacción particular ante un producto.

En este sentido María José Gea, retrata que en muchas ocasiones los productos que advierten los “sin”, (sin conservantes, sin siliconas, etc) no siempre cumplen a cabalidad los que reivindican. De forma sarcástica señala que le hace “mucha gracia ver algunos productos en los que pone ‘sin parabenos’ y en los que puedes leer un listado de ingredientes que contiene varios alérgenos del perfume, o de un aceite esencial natural -incluso ecológico-, que pueden irritar la piel.”

La especialista resalta que los parabenos, que son una familia de compuestos que se usa en los productos cosméticos, tienen solo 3 tipos aprobados pues cumplen con los estándares de seguridad. La experta indica que aunque no se tienen registros de afectación por este conservante, sí hay una mala fama del producto en la prensa.

En definitiva, para la especialista hay algo más allá de una tendencia, pues cree que “este fenómeno se relaciona con la conciencia de la gente por los productos naturales, no solo en cosmética, sino también en alimentación, donde un sector de la población demanda alimentos de tipo ecológico. Pero no creo que se trate de una moda pasajera”.

Hay que ponerle atención al momento de adquirir un producto cosmético para tomar la vía más saludable, que vaya en función de un estilo de vida que evite a toda costa los problemas de salud vinculados a la piel.

 

 

Suscribir

registro

foro

© Copyright 2016 - 2018: Beplus (Be+) || Science Marketing SA || Aviso Legal - Terminos y Condiciones