Loading.....

Camilo León Wesso
Author: Camilo León Wesso
Comunicador social. Universidad Central de Bogota

El desplazamiento en bicicleta al trabajo o a donde se requiera da más que beneficios para la condición física, implica una actividad que contrarresta enfermedades que a leguas son evitables.

Los éxitos del ciclismo colombiano dan la vuelta al mundo, los corredores han conquistado duras etapas dejando un legado para las futuras generaciones y para el deporte colombiano. Apellidos como Quintana, Urán o Gaviria marcan el rumbo de un futuro promisorio. Y es nada menos que la bicicleta, el medio por el cual han llegado tan lejos, como podría suceder con su bienestar.

Para nadie es un secreto y está comprobado de forma categórica por los profesionales de la salud, que al no realizar una actividad física con regularidad se abre paso a complicaciones de salud asociados a problemas cardiacos, así como la diabetes de tipo 2. Finalmente se trata es de evitar el riesgo de morir más jóvenes.

También le puede interesar: Pierda el miedo a la actividad fisica durante el embarazo 

Las cifras revelan los atributos

Ir a trabajar en bicicleta puede convertirse en la mejor forma de garantizar una mejor calidad de vida. Esta afirmación está basada a partir de un estudio realizado y publicado en el British Medical Journal. Los datos son muy dicientes, pues reflejan que el desplazamiento activo en bicicleta reduce significativamente el riesgo de padecer enfermedades asociadas a problemas cardiacos.

Particularmente el estudio indica que cuando las personas usan la bicicleta para ir al trabajo, automáticamente reducen el riesgo de fallecimiento en un 41%, en comparación a los que lo hacen en automóvil o transporte. Pero los beneficios no paran allí, pues quienes pedalean para llegar al trabajo tienen el beneficio de reducir el riesgo en un 52% de morir a causa de una enfermedad cardiaca, así como un 40% inferior de morir por un cáncer.

Es innegable la oportunidad que tienen los ciclistas urbanos con relación a mantenerse alejados de enfermedades evitables y la nada despreciable opción de extender la expectativa de vida. No cabe duda del inmejorable panorama de salud que recae en los pilotos del caballo de acero, como popularmente se le llama a este emergente medio de transporte.

En este sentido los datos no paran de darle a la razón al impacto del uso de la bicicleta en la salud de las personas. Los resultados de la investigación señalan que los riesgos de padecer enfermedades del corazón son un 46% más baja, así como el desarrollar cáncer con un 45% menos de riesgo.

El desplazamiento activo en bicicleta tiene alcances impresionantes, pues representa para la sociedad en sí un beneficio no solo a nivel de bienestar y salud, también un beneficio para mitigar los impactos ambientales del hombre, además de descongestionar el transporte en las ciudades.

Este medio de transporte toma distancia de los problemas que a menudo deben padecer conductores: el estrés de largos trancones y la incesante sensación de estar disputándose la vía para hacerse paso en medio del denso tráfico.

No hay duda, la actividad física que proporciona la bicicleta es una oportunidad para llevar una vida saludable que garantice una expectativa de vida en las mejores condiciones. Hay que aprovechar esta gran oportunidad que se abre paso para que la salud se viva pedaleando.

 

 

Suscribir

registro

foro

© Copyright 2016 - 2018: Beplus (Be+) || Science Marketing SA || Aviso Legal - Terminos y Condiciones