Loading.....

Camilo León Wesso
Author: Camilo León Wesso
Comunicador social. Universidad Central de Bogota

Aunque nos parezca difícil entenderlo a simple vista, se ha confirmado que la obesidad tiene graves consecuencias que van más allá de enfermedades conocidas como la diabetes, hipertensión arterial o la dislipemia. Pues bien, recientemente se ha conocido que la obesidad causa deterioro cognitivo. Los estudios advierten que el riesgo se puede incrementar hasta tres veces más en comparación a una persona con peso idóneo o como se le conoce, normopeso.

Para mantener una vida saludable primero hay que resaltar que, conforme vivamos nuestras vidas, cómo transcurra nuestro diario vivir podremos controlar nuestra forma de envejecer. Poco o nada sirve el ejercicio ocasional, pues inclusive puede representar un riesgo para la salud.

https://fitnatura.com/wp-content/uploads/obesidad-y-memoria-fitnatura.jpg

Una gran campaña en España con la bandera de “Cuida tu peso, cuida tu memoria” deja entrever la necesidad de establecer una vida saludable y no permitir que el sedentarismo nos domine. De esta manera evitar males que nos afecten nuestra capacidad cognitiva.

Una de las personas que llevan está iniciativa, la doctora Irene Bretón, quiere generar conciencia en las personas para que vivan su vida en relación a la idea que defiende: “cuidarnos ahora para envejecer mejor tanto de cuerpo como de mente”. Y si que se debe prestar atención y tomar acciones para corregir el rumbo de nuestra forma de cuidarnos, más cuando la obesidad podría determinar nuestra capacidad cognitiva.

Para la salud pública la obesidad ha significado un gran reto, pues miles de campañas en el plano internacional han promovido estilos de vida sanos con el fin de reducir los casos en la población afectada por esta epidemia. Y no es cosa de ciencia ficción o una invención conspirativa, pues un estudio de  Panorama de la Seguridad Alimentaria y Nutricional en América Latina y el Caribe refleja la cruda realidad. Allí estiman que el 58% de la población en esta región tiene sobrepeso.

Resistencia a la insulina, una de las responsables

Una de las expertas españolas, la doctora Purificación Martínez de Icaya, hace un llamado para tener en cuenta un aspecto de la obesidad que normalmente pasa desapercibido. La especialista se refiere a la distribución de la grasa corporal, pues conforme existan mayores cantidades de concentración en esta zona, hay más probabilidades de tener deterioro cognitivo e inclusive demencia.

http://3.bp.blogspot.com/-4mb5SM3Nsd4/U0RAL-DGlLI/AAAAAAAABJ0/rAxeMdzfe-4/s640/1003382_625110417582522_1212742166_n.jpg

La alerta que envía la doctora tiene que ver con que si una persona gana peso, el tejido subcutáneo es incapaz de soportar más grasa con lo que este se dirige hasta el abdomen, donde tiene más sitio para acumularse. Sin embargo la experta explica que “cuando el tejido adiposo abdominal se llena también, la grasa se desplaza hacia el corazón, los músculos, el hígado, los riñones y el sistema nervioso central”, asegura la doctora Martínez de Acaya. Al suceder esto se desencadenan enfermedades crónicas.

Le puede interesar: El deporte la medicina mas rentable

Muchos científicos se han preguntado qué razón lleva a este deterioro cognitivo por cuenta de la obesidad. Pues bien, un estudio reciente apunta que mediante un proceso químico como la resistencia a la insulina se genera demencia y deterioro. A esto se suma otro factor y es que cuanta más resistencia a la insulina se incrementa los niveles de un componente llamado beta-amiloide, una sustancia que está relacionada con el desarrollo ciertos casos de demencia en pacientes.

¿Cómo empezar a ganarle la batalla a la obesidad?

Con este nuevo panorama de la obesidad y las implicaciones que conlleva, tenemos más que razones justas para empezar a tomar medidas. Lo mejor es que hay noticias alentadoras, pues según la doctora Martínez de Acaya, es posible revertir el deterioro cognitivo hasta el punto de reducir la mitad del trastorno.

La clave por excelencia para reducir la obesidad tiene que ver con el ejercicio físico, una actividad regular permite reducir los riegos de la demencia, indica una de las especialistas de la campaña, la doctora Nuria Vilarrasa. Pues el ejercicio físico tiene efectos positivos no solo en el sistema cardiovascular sino que al igual beneficia los procesos sintéticos neuronales.

Para corregir el sobrepeso siga los pasos que anotamos en seguida:

  • Controlar el tamaño de las raciones
  • Caminar al menos 30 minutos diarios
  • Ingerir cinco raciones al día de fruta y verdura
  • Evitar la comida precocinada y fritos y rebozados
  • Comer despacio y no hacerlo delante del televisor o el ordenador
  • Dormir un mínimo de siete horas

Ahora que sabemos los alcances de la obesidad, incluso hasta el punto de afectar algunas funciones del cerebro, le recomendamos elegir un deporte de su predilección con el fin empezar a contrarrestar los efectos de esta pandemia del siglo XXI.

 

 

Suscribir

registro

foro

© Copyright 2016 - 2018: Beplus (Be+) || Science Marketing SA || Aviso Legal - Terminos y Condiciones